Traductor
A+ A A-

Niveles de escándalo en el tema de la corrupción

Resguardo policial a la Corte de Justicia durante la audiencia del 29 de agosto, que incluyó al Vicepresidente en el caso Obedrecht.

La aceptación presidencial de Moreno aumenta por la “cirugía mayor” para combatir este flagelo, pero hay sectores que reclaman por aplicar escalas menores de culpabilidad a los implicados en los hechos dolosos

La palabra corrupción han repetido o escrito cientos de miles de veces los ecuatorianos en los primeros cien días de gobierno del Presidente Lenín Moreno Garcés. Él mismo la pronunció con énfasis el 24 de mayo, al posesionarse de la primera magistratura, cuando prometió una “cirugía mayor” para combatirla.

Pero no es sólo una palabra, sino una realidad con la que ha convivido el Ecuador en su historia y se habría perfeccionado, modernizado y expandido en proporciones insospechadas en años recientes, sobre todo en los sectores oficiales vinculados al manejo de áreas estratégicas como la explotación petrolera y la contratación de las más grandes obras públicas del país.

Personajes de alto rango en la administración del Presidente Rafael Correa Delgado están presos, prófugos o sometidos a investigaciones judiciales. El Vicepresidente de entonces y de hoy, Jorge Glas Espinel, está en el ojo del huracán, vinculado en versiones de su tío Ricardo Rivera y de José Santos, brasileño representante de la constructora Odebrecht, en la supuesta recepción de coimas para comprometer la contratación de obras o para financiar campañas electorales.

El Fiscal Carlos Baca es personaje de intensa presencia ante la prensa nacional e internacional. Es personaje clave para decidir la suerte del Vicepresidente

De la red de corrupción no se escapa el entonces Contralor de la República – autoridad responsable de vigilar la transparencia en la gestión pública-, Carlos Pólit, quien fugó del país cuando desde fuentes externas del país venían informaciones documentadas sobre millonarios pagos recibidos para desvanecer glosas por sanciones a Odebrecht.

La Corte Nacional de Justicia, a través del Juez Miguel Jurado, a pedido del Fiscal General Carlos Baca, involucró al Vicepresidente Glas y a diez personas más en asociación ilícita para beneficiarse con coimas de Odebrech. Al segundo mandatario, a quien el Presidente Lenín Moreno le retiró las funciones que le asignó el 24 de mayo, está prohibido de salir del país, mientras continuarán por 30 días –hasta el 29 de septiembre próximo- las investigaciones para acumular más indicios de responsabilidad en su contra, a cargo de la Fiscalía. Entonces se conocerá si es o no llamado a juicio para declararlo inocente o culpable.

Grabaciones de audio y video, así como correos electrónicos, sobre conversaciones y tratos entre los involucrados en sospecha, sustentaron la decisión para que el Juez Jurado, el 29 de agosto, dispusiera la prohibición de salir del país al Vicepresidente Glas, la orden de arresto domiciliario para el ex Contralor Carlos Pólit y para el ex Gerente de Petroecuador Ramiro Carrillo. También dispuso la prisión preventiva contra los venezolanos Alexis Arellano y Freddy Salas, ex gerentes de Pdvsa, y los abogados ecuatorianos Ricky Dávalos y Diego Cabrera. De este grupo el único detenido es Cabrera, pues los demás salieron del país, como el ex Contralor, que reside en Miami.

Cuatro funcionarios de la Odebrecht implicados en la red de corrupción no recibieron medidas cautelares por haber firmado un pacto de colaboración para contribuir en las investigaciones que lleven al esclarecimiento de las denuncias sobre corrupción.

El caso Odebrecht ha escandalizado al país, pero no es el único que tiene que ver con la corrupción. El ex Presidente del Directorio del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social, Ramiro González y una alta funcionaria de esta institución están acusados de enriquecimiento indebido en el ejercicio de sus funciones. Ella fue detenida cuando iba a abandonar el país y él está prófugo.

La construcción del Poliducto Pascuales-Cuenca habría sido también una obra inmersa en temas de corrupción que implicaría a altas autoridades del gobierno anterior, sobre quienes están en marcha procesos investigativos

El ex Presidente Rafael Correa, desde Bélgica, ha expresado apoyo a Jorge Glas y ha acusado a su sucesor Lenín Moreno, coideario suyo, de pactos con los adversarios políticos de Alianza PAIS, el movimiento con el que él gobernó una década y logró que Moreno accediera a la Presidencia de la República. Igualmente Glas se ha declarado inocente de las acusaciones, asegurando que no hay una sola prueba en su contra, sino comunicaciones y conversaciones de terceras personas que se habrían aprovechado de su parentesco para obtener beneficios. Se refiere a su tío Ricardo Rivera, que está preso.

La imagen del Presidente Lenín Moreno ha subido a niveles históricos de aceptación, por su actitud frente a la lucha contra la corrupción. Mientras tanto, hay sectores que consideran que todavía es débil la gestión en este sentido, reclamando para que el Vicepresidente de la República sea acusado de concusión y enriquecimiento indebido y no solamente de asociación ilícita, que considera en menor grado la culpabilidad y, por lo tanto, las sanciones que deberían imponerse.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ciudad, Gente, Cultura y Desarrollo

Reportajes, entrevistas y más...

Artículos