Traductor
A+ A A-

Cartas al Director - Enero de 2018

AVANCE ha recibido notas de felicitación por haber hecho posible recuperar la corona de laureles de oro del poeta Remigio Crespo Toral. También, de solidaridad ante expresiones burdas de algún religioso “ofendido” con el trabajo periodístico que la ubicó entre los cuantiosos bienes terrenales de su comunidad. La revista descubrió la verdad, que aquel personaje se empecinó en mantenerla oculta. Nada más. Gracias a los amigos y lectores que han comprendido y valorado este aporte periodístico.

 

Estimado Rolando, Director de AVANCE:
 
   Cuenca ha recuperado la corona del poeta Remigio Crespo Toral, por una gran investigación periodística tuya y la persistencia de Avance, la revista que diriges desde hace más de tres décadas. Esto hay que decirlo sin ambages y con claridad meridiana, aunque se molesten autoridades y clérigos.

   Yo no siento molestia…, pero si enfado y coraje, al saber de la mezquindad de quienes han tratado de no reconocer tu excelente gestión periodística y el servicio que has brindado a tu hermosa ciudad, no solamente en esta ocasión, sino en todo aquello que compete al desarrollo azuayo y nacional.

   Me enfada la incuria y la doblez del principal de la Orden de los Predicadores y me da coraje la gris posición del alcalde. No se puede quedar bien con Dios y con el diablo, en una ciudad reconocida por su Fe en el Altísimo.

   Pero por fin, el fin de la corona, como titula Avance. Ese era el objetivo y se ha cumplido, solo que ese bien -como patrimonial que es- se debería quedar, dice el buen entender, perennemente en la casa del poeta, pues no pertenece a nadie en particular, sino a la familia y a la ciudad.

   ¿Que estaba en las bóvedas de seguridad de un banco? No logro captar por qué. ¿Que nadie decía nada? Tampoco se entiende la opacidad de mente y espíritu de los que sabían. ¿Que está tan solo prestada? No puede ser, si es una joya histórica, finalmente recuperada, pese a todo tipo de cortapisas y triquiñuelas.

   Como colega y amigo tuyo elevo mi rechazo firme y frontal, por el mal trato que pretendieron irrogarte en la sesión pública en conmemoración al centenario de la coronación. Pretendieron porque no lo lograron. Quienes te conocemos –y la ciudadanía distingue quién es quién– sabemos que la integridad y honestidad, son las virtudes de un hombre de bien, de un periodista veraz y digno.

Lo digo y lo firmo.
 
Patricio Torres Silva.
Quito, Diciembre 2017

 

***********

 

Señor Director:

 

   Con motivo de la reciente visita del Presidente Lenín Moreno al Papa Francisco, el Vaticano ha devuelto al Ecuador un bien patrimonial de la cultura Shuar guardado desde 1925 en las reservas de su museo.

   Se trata de una tzantza, cabeza reducida de un ser humano,  reliquia con secretos milenarios de una cultura de la que apenas quedan vestigios, pues la civilización lo que ha hecho es depredarla casi hasta la extinción.

   La devolución de esta pieza, nunca expuesta al público, tiene una doble importancia: es acto de justicia restituir al Ecuador un bien patrimonial que jamás debió expatriarse, y, evidencia la actitud moderna, racional y congruente del Pontífice que inició su gestión con una encíclica en defensa de la Naturaleza y los valores ancestrales de la humanidad.

   Este gesto de Francisco contrasta con la postura retrógrada de sacerdotes católicos que mantienen ocultas en sus claustros o en depósitos bancarios costosas coronas de oro y piedras preciosas con las que se rindió homenaje a imágenes religiosas con el sacrificio y la generosidad de donantes inducidos a “devotas” aportaciones.

   ¿Sabrá el Papa que en Cuenca del Ecuador unos frailes dominicanos han ocultado por décadas una corona de 34 hojas de laurel de oro impuesta en 1917, por decisión nacional, al poeta Remigio Crespo Toral, patrimonio histórico del país que nada tiene de religioso?

   Es importante que el Jefe de Estado haya llevado al Papa Francisco el mensaje del pueblo católico del Ecuador, pero el mejor mensaje está implícito y explícito en el acto mismo de la máxima autoridad de la Iglesia Católica al devolver algo que no es suyo, a quien le corresponde.

   Acepte, señor Director, este comentario, que tiene por fin felicitar a la Revista AVANCE, que dio con el paradero de la corona del poeta, “concedida” en préstamo temporal a Cuenca por el centenario de la coronación, gracias al aporte periodístico que al rescatarla del escondite, merece un justo reconocimiento. Ojalá en el futuro la ciudad Patrimonio Cultural de la Humanidad tuviera autoridades capaces de respetarla y hacerla respetar.

Lcda. Gladis Campos
Maestra jubilada
C.I.: 0101109940

 

***********

 

Señor Director:

   Me dirijo cordialmente a Usted, para expresarle mi agradecimiento por la generosa acogida brindada en las páginas de tan importante medio, a mi intervención, como Vicerrectora de la Universidad de Cuenca, en la Sesión Solemne realizada para conmemorar el Centésimo Quincuagésimo Aniversario de Fundación de nuestra Alma Mater.

   Expreso también mi reconocimiento a la labor cumplida por usted, para recuperar el bien patrimonial con que el país rindió homenaje a nuestro ilustre Rector, Dr. Remigio Crespo Toral.

Dra. Catalina León Pesántez
VICERRECTORA UNIVERSDAD DE CUENCA

 

 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ciudad, Gente, Cultura y Desarrollo

Reportajes, entrevistas y más...

Artículos