Traductor
A+ A A-

La Consulta: El gran desafío de Moreno


 
Lenín y Correa ya no se estrechan las manos...como antes

La consulta popular y la corrupción, con el Vicepresidente Glas en la cárcel, sin funciones y reacio a renunciar, se deberán esclarecer antes de terminar el año, así como la pugna al interior del movimiento oficialista PAIS, en desbandada y con dos directivas, una leninista y otra correísta.

  El Ecuador termina el año 2017 marcado –en lo político- por la tensión al interior del movimiento Alianza PAIS, dividido entre las corrientes adherentes al ex Presidente Rafael Correa Delgado y al actual, Lenín Moreno Garcés. De trasfondo, la situación del Vicepresidente Jorge Glas, sin funciones y en la cárcel, implicado en investigaciones de corrupción. 

  La pugna interna del sector político tiene repercusiones en el ámbito nacional, mientras el pueblo es un expectante, al igual que líderes políticos que han brillado por su ausencia: Guillermo Lasso, Lucio Gutiérrez, Álvaro Noboa, poco o nada han salido a la luz pública para emitir sus pronunciamientos sobre este insólito caso de que una tienda política pusiera en vilo el orden democrático que interesa a la vida nacional.

   Al concluir el año se avizora la inminencia la Consulta Popular, propuesta del Presidente Moreno con siete preguntas que mandó a la Corte Constitucional para que las analizara y no lo hizo en el plazo de 20 días que tenía por ley, por lo que mediante decreto presidencial puso en manos del Consejo Nacional Electoral. Si el caso sigue su curso normal, hacia el mes de marzo de 2018 el pueblo ecuatoriano iría a las urnas para expresar su voluntad.

   El Presidente Moreno ha mantenido más que distancias, oposición a la línea correísta que le antecedió, pero en funciones claves del quehacer político está todo un aparato del régimen anterior, que pone obstáculos a la nueva administración del país: la Corte Constitucional, con mayoría de integrantes correístas, no cumplió el análisis de las preguntas de la consulta en el plazo debido, demora que obligó al mandatario a enviar los decretos respectivos al Consejo Nacional Electoral, cuyo Presidente, Juan Pablo Pozo –también de la corriente correísta- renunció al cargo el mismo día 29 de noviembre, cuando fueron expedidos los decretos presidenciales.

La secretaría Jurídica de la Presidencia entregó al CNE los decretos presidenciales que mandan a convocar la consulta.

   El retorno del ex Presidente Correa desde Bégica –a donde fue a residir después de terminar su mandato en mayo- tiene dos objetivos fundamentales: reagrupar al movimiento Alianza PAIS, que se encuentra en desbandada y, defender a quien fuera su Vicepresidente, Jorge Glas, quien guarda prisión en una cárcel de Quito acusado de asociación ilícita con su tío, funcionarios gubernamentales y directivos de la empresa Odebrecht para un entramado de corrupción en trámites y adjudicación de obras públicas mediante coimas,  por millones de dólares.

   Este mes será determinante para esclarecer el panorama al interior del movimiento oficialista que librará “combates” definitivos para el reconocimiento de los organismos pertinentes entre las directivas presididas por Lenín Moreno o Ricardo Patiño. Moreno fue expulsado de la Presidencia de PAIS por la directiva surgida en discutida decisión por Ricardo Patiño y coidearios de la línea correísta. El Tribunal Penal desconoció la legalidad de la expulsión, pero será el Consejo Nacional Electoral el que en última instancia de el pronunciamiento definitivo. 

   A su vez, la Directiva de PAIS presidida por Lenín Moreno, no solo que no reconoció a la liderada por Patiño, sino que le suspendió por seis meses en el ejercicio de la militancia a él y a otros partidarios que se habrían abrogado funciones.

   Este diciembre será definitivo para que el ala correísta juegue su última carta en la asamblea nacional de PAIS convocada en Esmeraldas. La concurrencia, mayoritaria o no, de las delegaciones provinciales legítimamente conformadas, orientará el futuro de la tienda política.  

   También será la oportunidad para que de una vez se esclarezca con quiénes cuenta, con lealtad, el Presidente Moreno, pues persiste aún una “mescolanza” de partidarios de uno u otro bando incrustados en organismos claves de control gubernamental, así como en ministerios y altas responsabilidades de la gestión pública.

El Vicepresidente Jorge Glas sin funciones y en prisión.

   Lo visible es que, al margen de la pugna en el movimiento político que dominó diez años en el gobierno, los pronunciamientos de organizaciones sociales, de gremios de la producción, de organismos no gubernamentales, el apoyo a la consulta popular y al Presidente Lenín Moreno se aprecia mayoritario. Rafael Correa juega las últimas movidas para mantener la influencia en la militancia y probablemente, después de retornar a Bélgica luego de hacer presencia emergente en la vida nacional, pasará a segundo plano, como es normal en la trayectoria de los personajes que han cumplido el papel que les correspondió a su tiempo, generalmente irrepetible. Su aspiración es impedir que se apruebe la pregunta sobre la reelección indefinida, pues le cerraría el paso para candidatizarse otra vez a la presidencia en 2021.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Ciudad, Gente, Cultura y Desarrollo

Reportajes, entrevistas y más...

Artículos

Ultimos comentarios

  • Portada de Septiembre de 2017

    Fernando Mora Fernando Mora 07.11.2017 16:50
    RE: Portada de Septiembre de 2017
    Reciban mis saludos, y un pequeño comentario, en la página 9, está una fotografía que dice: "artistas ecuatorianos con frecuencia ofrecen espectáculos en la Rambla. Aquí un grupo otavaleño en plena actuación". Me sorprende la vestimenta, ya que observo vestimenta tradicional de los indios norteamericanos ...

    Leer más...